Y TÚ COMO LO VES, ¿MEDIO VACÍO O MEDIO LLENO?

 —(••÷[( Mяş ЩøмąИ )]÷••)—

¡Buenas Smeeters! ¿Cómo estáis? Hoy os quiero compartir una teoría sobre la vida, para haceros reflexionar un poco y que os paréis a pensar al respecto. Vosotros como veis el vaso, ¿medio lleno o medio vacío?

Quiero que juntos indaguemos, y al final de este artículo consigamos una motivación que nos haga intentar cambiar nuestro punto de vista.

Por lo que la psicología positiva, hace muchos años estudia esta teoría para poder explicar como el funcionamiento humano nos ayuda al bienestar y a la salud.

Os aconsejo que cambiéis vuestro punto de vista y que empecéis a ver el vaso medio lleno, ya que tú eres el que mandas sobre ti mismo y eres tú quien decide lo que quieres y como te comportas en cada momento, pero sobre todo en tus pensamientos.

Muchas veces escogemos el camino más fácil y sencillo que es hacer lo primero que se nos ocurra y se nos venga a la cabeza, siendo así un pensamiento erróneo que nos lleva a eleguir el camino contrario al que deberíamos seguir.

Estos pensamientos negativos y pesimistas, pueden deberse al cansancio o problemas personales. Estos pensamientos debemos ignorarlos o por lo menos no darles demasiada importancia. En caso contrario, no vendrían solos y cada vez serian más los pensamientos de este tipo, algo que nos llevaría a ser personas negativas e infelices.

Aunque no lo creas, ver el vaso medio lleno no es tan complicado como puedes llegar a creer. Lo importante es empezar a tener pensamientos positivos, y muy importante es que los aceptes y creas en cada uno de ellos; ya que así empezaras a ser más positivo/a, veras y sentirás como tu vida empieza a brillar poco a poco o por lo menos ver los días de otra manera, que antes era imposible de ver.

-.EL SEMÁFORO EN ROJO.-

Os voy a proponer que penséis e imaginéis una situación, empecemos:

Salís del trabajo y en un cruce hay un semáforo que siempre, siempre, siempre se pone en rojo cuando tú llegas a él, y pensáis “este semáforo siempre en rojo, no hay un día que esté verde, que mala suerte la mía”. Si habéis llegado a pensar esto, está claro que habéis tenido un pensamiento negativo que te indica que el tiempo de relax debe de esperar un poco más. Y este pensamiento se incrementa cuando vamos conduciendo solos/as.

Y ahora pensad la misma situación, pero cambiando que ese día un compañero de trabajo te acompaña a casa en el coche, y vuelves a pensar lo mismo, haciéndole saber a tu compañero lo que te pasa con el semáforo. El compañero sonríe y te dice: “ojalá se me pusiera a mí siempre en rojo. Así puedo disfrutar de estas vistas que son preciosas y no solo del semáforo que tienes enfrente”.

De esta manera tú solo miras lo que te molesta y solo prestas la atención en el semáforo, sin tener en cuenta que parándote a echar un vistazo a tu alrededor puedes ver más de lo que creías, unas vistas increíbles.

En ese instante ves, el mal pensamiento que tenías sobre ese trayecto del que te has quejado durante tanto tiempo, hay personas que sacan algo positivo y pueden llegar a disfrutar, parándose a mirar esas vistas que por tus pensamientos y quejas no has sabido disfrutarlas.

La conclusión que yo saco de esto, es lo que para uno es un problema para otros es una pausa para disfrutar de lo que te rodea (ya sea música, el paisaje, la radio, el sonido del mar…)

Como hemos leído en este artículo, las personas que ven el vaso medio lleno, ven la vida de otra manera y disfrutando de cada momento, de cada pausa, simplemente de estar ahí, en cualquier lugar y sacar el lado positivo de todo. Al contrario, los que ven el vaso medio vacío, ven todo de manera negativa y llevando el estrés siempre consigo.

Se despide vuestra animadora cultural —(••÷[( Mяş ЩøмąИ )]÷••)—

Πρόσφατο περιεχόμενο

Δεν υπάρχει διαθέσιμη ύλη.