Estrella del baloncesto

soler

¡Muy buenas Smeeters! Estamos a pocos días de concluir el año con momentos importantes que han ocurrido en este 2018.

Les contare la historia sobre un gran deportista, como lo es Michael Jordan, quien se ve afectado por la muerte de su padre y toma la decisión de dejar el baloncesto y la superación que se va dando al transcurso del tiempo.

El 6 de octubre de 1993, Michael Jordan anunció su retiro del baloncesto, el cual decía que ya no disfrutaba jugar como antes. Por otro lado se dice que la muerte de su padre influyó mucho en su decisión. James Jordan fue asesinado el 23 de julio de 1993 en un área de descanso de una carretera en Lumberton, Carolina del Norte.

Tras su retirada del baloncesto, Jordan, sorprendió al mundo del deporte firmando un contrato con Chicago White Sox, un equipo de béisbol de liga la Liga Americana. Su motivo de comenzar a jugar béisbol era por una promesa que hizo con su padre.

Jordan comenzó a entrenar y el 31 de marzo de 1994 fue asignado al equipo. Los White Sox era otro equipo en propiedad de Jerry Reinsdorf, el propietario de los Bulls, quien continuó honrando el contrato baloncestístico de Jordan en sus años jugando al béisbol. La carrera de Jordan en Birmingham Barons, un equipo afiliado a los White Sox, no fue nada espectacular, y pronto decidió colgar el bate para regresar a la NBA.

El 18 de marzo de 1995, ocurre algo sorprendente ante el mundo, pues Jordan anunció su vuelta a la NBA a través de un boletín de prensa. Al día siguiente, Michael jugó el partido con el dorsal 45 (su número con los Barons), ya que su clásico 23 había sido retirado en honor a él mismo.

Chicago avanzó hasta semifinales de conferencia ante Orlando Magic, serie en la que Jordan promedió 31,5 puntos por partido, pero perdió los dos últimos balones del partido definitivo, algo a lo que nadie estaba acostumbrado. Jordan no estuvo a la altura. Los Bulls cayeron eliminados en seis partidos.

Ese verano Jordan se entrenó con más rabia que nunca, la antesala del que iba a ser uno de los mejores años de la historia de un equipo en las ligas profesionales americanas.

Este es un claro ejemplo de una figura deportiva que a pesar de ser una gran estrella no estuvo ausente de caídas y tropiezos a lo largo de su carrera.

Muchas gracias por leerme, que tengan una excelente navidad y año nuevo, se despide su Reportero Deportivo José Soler.

Πρόσφατο περιεχόμενο

Δεν υπάρχει διαθέσιμη ύλη.